GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Recetas con semillas de chía

Semillas de chía-Beneficios y Propiedades

VASITOS DE YOGURT, MANGO Y SEMILLAS DE CHIA

Ingredientes aproximados para 2-4 vasitos

1 mango mediano, maduro y aromático, 1 lima, 1 yogur natural o yogur de soja, gotas de esencia de vainilla o unas semillas de vaina natural, 2 cucharadas de semillas de chía, 1/2 taza de leche o bebida vegetal (avena, soja, almendra, arroz...), miel o sirope de ágave al gusto, 1 dátil jugoso (opcional).

Preparación
Lo primero es hidratar las semillas de chía, ya que buscamos su poder “gelatinoso” para activarlas y que tengan esa textura de pudding cremoso tan característico. Colocar las semillas de chía en un cuenco o vaso, añadir la bebida vegetal o leche y procurar que queden sumergidas. Dejar reposar como mínimo 30 minutos, idealmente una hora o más.

Pelar el mango, cortándolo por la mitad y sacando la piel introduciendo una cuchara. Cortar el hueso y terminar de sacar toda la pulpa posible, sin desperdiciar los jugos. Colocar en una picadora, batidora o procesador de alimentos y triturar muy bien. Añadir un poco de miel, sirope de ágave, o un dátil sin el hueso y triturar un poco más. Esto es opcional si el mango ya está muy maduro y tiene mucho sabor.

Mezclar el puré de mango con el zumo de la mitad de la lima y repartir en vasitos. Escurrir el yogur, añadir la vainilla y batir hasta dejar una textura cremosa. Colocar encima de mango. Terminar coronando con las semillas de chía y finalizar con ralladura de lima, sin llegar a la parte blanca. Servir frío.

Crackers crujientes de semillas de chía y avena
Resultado de imagen para Crackers crujientes de semillas de chía y avena

Ingredientes para unas 30 unidades

25 g de semillas de chía, 20 g de semillas de amapola, 20 g de semillas de lino, 55 g de semillas de calabaza, 55 g de semillas de sésamo, 20 g de copos de avena finos, 1/4 cucharadita de sal, semillas de alcaravea o comino al gusto, 1 diente de ajo rallado o 1/4 cucharadita de ajo granulado, 250 ml de agua.

Preparación

Precalentar el horno a 150ºC. Disponer todos los ingredientes menos el agua en un recipiente mediano y mezclar bien. Añadir el agua, removiendo con suavidad para integrarla, tapar con un paño limpio y dejar reposar unos 10 minutos.

Pasado ese tiempo, comprobar que el agua se haya absorbido por la mezcla de semillas. Debe ser una masa ligeramente pegajosa con todos los ingredientes aglutinados, y no debe quedar un charquito de agua al fondo. Si fuera así, añadir un poco más de chía o avena, mezclar y esperar unos minutos más.

Cubrir una bandeja de horno con papel sufurizado y extender la masa encima. Formar un rectángulo y aplanar bien con una espátula, un rodillo o con las manos limpias. Dejar un grosor de unos 3-5 mm, procurando que quede uniforme. Añadir una pizca más de sal por encima y hornear durante unos 30-35 minutos.

Esperar un par de minutos antes de deslizar una espátula por debajo, con mucho cuidado, para levantar el rectángulo de semillas y despegarlo del papel. Dar la vuelta (puede ayudar a usar una tabla o un plato, para que no se rompa) y volver a hornear unos 25-30 minutos más, vigilando que no se queme. Si tenemos un horno que no hornea de forma uniforme, girar la bandeja pasados 15 minutos.

Esperar a que se enfríe fuera del horno, trasladar a una tabla y cortar con un buen cuchillo afilado en triángulos o cuadrados del tamaño que se desee. Es normal que los bordes se resquebrajen un poco al quedarse más crujientes, simplemente guardar las semillas que caigan en un tarro y usar en ensaladas, sopas, batidos o cuencos de yogur.

Agua de lima con semillas de chía
Resultado de imagen para Agua de lima con semillas de chía

Ingredientes para 2 personas

25 g de azúcar, 1 lima, 250 g de agua, 1 cucharadita de semillas de chía y cubitos de hielo.
Cómo hacer agua de lima con semillas de chía

Pulverizamos el azúcar triturándolo con un procesador de alimentos. Si lo hacemos con la Thermomix, pulverizamos 10 seg/vel 10. Añadimos la lima limpia y troceada y el agua y procesamos de nuevo. Con la Thermomix, Turbo/2 seg/1 vez.

Colamos la mezcla pasándola por un colador para retirar los restos de lima. Añadimos las semillas de chía, removemos y dejamos reposar unos quince minutos, para que estas espesen. Añadimos el hielo y servimos.

Pudding de chía y chocolate con yogur

Ingredientes para 1 persona

2 cucharadas de semillas de chía (unos 20 g), 1 cucharada de cacao puro en polvo sin azúcar, 1 cucharadita o más de azúcar o edulcorante al gusto, 125 ml de leche o bebida vegetal, 2-3 cucharadas de yogur espeso natural, estilo griego, 1 pizca de azúcar vainillado o miel, fruta al gusto para sevir.
Cómo hacer pudding de semillas de chía y chocolate con yogur

Disponer las semillas de chía en un cuenco, añadir el cacao en polvo y mezclar bien. Cubrir con la leche o bebida vegetal y batir con unas varillas hasta no dejar grumos. Incorporar el azúcar o edulcorante ahora si se desea y remover. Esperar 10 minutos, volver a mezclar y tapar con plástico film. Dejar en la nevera como mínimo 1 hora, o toda la noche.

Escurrir el líquido del yogur y batir con azúcar o miel hasta dejar una textura bien cremosa. Lavar la fruta que vayamos a usar. Formar el pudding dividiendo la mezcla de semillas de chía en dos partes, cubriendo con la mitad el fondo de un tarro, vaso o copa pequeña. Agregar la capa de yogur y culminar con el resto de las semillas de chía y chocolate. Coronar con fruta.

Pan rápido con semillas de chía, lino, calabaza, sésamo y avena

Ingredientes

350 g de harina integral, 175 g de harina común, 2 cucharadas de copos de avena, 1 cucharadita de semillas de lino, 1 cucharadita de semillas de chía, 1 cucharadita de semillas de sésamo, 2 cucharadas de pipas de calabaza, 1 cucharadita de miel, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, 1/2 cucharadita de sal, 250 ml de yogur natural, 250 ml de leche, semillas extra para cubrir.
Cómo hacer pan rápido de semillas

Si queremos que las semillas estén tiernas en lugar de crujientes, aportando más humedad a la miga, podemos dejarlas a remojo en agua durante un par de horas, pero no es un paso necesario. Precalentar el horno a 200ºC y preparar un molde rectangular de tipo plumcake, engrasándolo y espolvoreándolo con harina o cubriéndolo con papel sulfurizado.

Disponer en un recipiente grande las harinas con el bicarbonato, la sal, la avena y todas las semillas, mezclando bien. Formar un hueco en el centro. Aparte batir con unas varillas el yogur con la leche y la miel, y echar sobre los ingredientes secos. Empezar a mezclar y agregar un poco más de leche si fuera necesario. Hay que obtener una masa húmeda y pegajosa, como gachas de avena espesas.

Verter en el molde, igualando la superficie con el dorso de una cuchara, y añadir más semillas al gusto, presionando ligeramente. Hornear a media altura durante unos 45-50 minutos, hasta que se haya dorado bien por encima. Sacar con cuidado del molde en caliente usando unas manoplas y golpear en la base: debe sonar hueco. Dejar enfriar sobre una rejilla.


Desayuno de chía y avena


Ingredientes (para 2 porciones)

300 ml de leche semidesnatada, 4 cucharadas de semillas de chía, 2 cucharadas de copos de avena, 1 cucharada de miel y 1/2 plátano.


Preparación

Lo primero que debes saber es que este desayuno es ideal para preparar la noche anterior, pues necesita tiempo de reposo en el refrigerador.

Ahora sí, en un recipiente mezclamos la leche con la miel y posteriormente añadimos las semillas de chía y los copos de avena. Mezclamos y revolvemos unos pocos segundos para tapar y guardar en el refrigerador.

A los 40- 60 minutos destapamos la preparación y volvemos a mezclar, observaremos que la preparación ya comienza a volverse espesa por acción de las semillas de chía que absorben agua y forman un gel cuando se mezclan con líquido.

Tapamos nuevamente y volvemos al refrigerador hasta la mañana del día siguiente, donde sólo tendremos que servir en tazas, en copas u otro recipiente y completar con plátano en rebanadas u otra fruta fresca a elección.

Desayuno2

Esta receta a base de chía y avena, como su nombre lo indica, resulta ideal para el desayuno, pues concentra energía que deriva de buenos nutrientes. Aunque si volvemos más pequeña la ración, también podría consumirse a modo de postre saludable o merienda.

Es un plato muy fácil de elaborar, rico en omega 3 propio de la chía, así como en hidratos complejos, fibra, proteínas de calidad y variados minerales y vitaminas que son de utilidad en nuestro cuerpo.

Por su riqueza energética también podría ser buena opción para después de un entrenamiento intenso, momento en el cual su ingesta ayudaría a recuperar al organismo del ejercicio realizado.

Si no os apetece la leche, puedes emplear zumo de naranja, leche de soja o de almendras o cualquier otra bebida, volviendo de esta forma a este plato en apto para veganos.

Mermelada de moras y semillas de chía

Ingredientes para un bote de mermelada

300 g de moras, 80-100 g de agua, 15 g de semillas de chía y 4-6 cucharadas de miel.
Cómo hacer mermelada de moras y semillas de chía

Comenzamos limpiando bien las moras y retirando los restos de suciedad que puedan contener y/o los pedúnculos que hayan quedado en los frutos tras su colecta. Las lavamos bajo un chorro de agua fría y las dejamos escurrir hasta que queden completamente secas.

Colocamos las moras en un cacito con el agua y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y cocemos a fuego suave durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando y aplastando con un tenedor, cuchara o similar. Agregamos las semillas de chía, la mie y cocemos dos minutos más.

Antes de retirar del fuego y dejar enfriar la mermelada, comprobamos el punto de dulzor (si nos gusta más dulce, agregamos más miel) y de espesor, teniendo en cuenta que las semillas de chía gelatinizarán y la mezcla espesará ligeramente. Si lo consideramos necesario, lo ajustamos añadiendo un poco de agua.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...